81% DE LOS CONDUCTORES CUMPLEN LOS LÍMITES DE VELOCIDAD EN LA PRIMERA JORNADA DE 'TARRAGONA CIUDAD 30'

81% DE LOS CONDUCTORES CUMPLEN LOS LÍMITES DE VELOCIDAD EN LA PRIMERA JORNADA DE ‘TARRAGONA CIUDAD 30’

111 conductores superan el límite de velocidad de 30 km / h pero sólo 11 vehículos pasan de los 40 km / hora. Durante los primeros días la Guardia Urbana hace una tarea informativa, posteriormente se sancionará.

La Guardia Urbana paro ayer a 560 vehículos, 111 de los cuales sobrepasaron el límite de velocidad de 30 km / hora. Sólo 11 conductores iban a una velocidad superior a los 40 km / h, lo que representa que el 81 por ciento cumplieron con la nueva regulación circulatoria. En cuanto a bicicletas y patinetes, 40 personas circulaban por la acera en lugar de la calzada.

Este es el balance de las primeras 48 horas que ha entrado en vigor la iniciativa de Tarragona ciudad 30 que plantea un cambio radical en la movilidad con el objetivo de situar a las personas en el centro de la planificación urbana y conseguir una movilidad urbana sostenible , más segura y saludable.

Durante estos primeros días los agentes de la Guardia Urbana realizan una labor puramente informativa, entregando a los conductores trípticos informativos. Pasado los días ya se empezará a sancionar. «Durante los primeros días los agentes de la Guardia Urbana no pondrá ninguna sanción, excepto si se produce una vulneración flagrante, como por ejemplo ir a 70 en un tramo de 30 km / hora», remarca el conseller de Movilidad, Xavier Puig. «Es una campaña pedagógica, no punitiva porque el objetivo es una adaptación eficaz a la normativa, no recaudar. El éxito será conseguir una ciudad más segura y amable para todos «. También se aprovechará para monitorizar las velocidades de los coches de determinadas calles durante 24 horas con el objetivo de extraer estadísticamente un balance diario.

La modificación de la ordenanza de convivencia que regula la circulación de todo tipo de vehículos por la ciudad consiste en la reducción del límite de velocidad a 30 km / h, la actualización de las disposiciones sobre la circulación de bicicletas, la introducción de una regulación para los vehículos de movilidad personal (VMP) y la revisión de las obligaciones del resto de conductores respecto de las bicicletas y VMP, entre otras cosas. Tarragona se suma así a una medida que ya aplican ciudades.

«De coches hay que seguir habiendo y su uso muchas veces es imprescindible. Pero una ciudad excesivamente organizada alrededor del coche es sinónimo de colapso «, apunta el máximo responsable de Movilidad del Ayuntamiento de Tarragona. Y añade: «La cuestión es repensar la ciudad para que las personas que quieran sacar adelante opciones de movilidad más limpias y a escala más humana, puedan hacerlo. Y no perder de vista que sin peatones no hay ciudad, o en todo caso no la que queremos «.