Del cielo al cucurucho: Nissan presenta un prototipo de furgoneta de helados de cero emisiones con motivo del Día del Aire Limpio

Del cielo al cucurucho: Nissan presenta un prototipo de furgoneta de helados de cero emisiones con motivo del Día del Aire Limpio

 Nissan ha eliminado el motor de combustión interna de la típica furgoneta de helados para crear un prototipo eléctrico de cero emisiones con motivo del «Día del Aire Limpio» que se celebra el 20 de junio en el Reino Unido.

Nissan ha colaborado con Mackie’s of Scotland, un productor de helados que abastece su granja lechera familiar mediante energía renovable proveniente del viento y del sol. Este proyecto demuestra que el enfoque «Del cielo al cucurucho» puede evitar la dependencia del carbono en todas las fases de producción del helado.

 La mayoría de furgonetas de helado cuentan con motor diésel, que se mantiene en marcha para alimentar el equipo de refrigeración. Estos motores en ralentí generan emisiones contaminantes, incluyendo carbono negro, por lo que algunos pueblos y ciudades del Reino Unido ya están planeando prohibir o multar este tipo de vehículos. Por tanto, el prototipo de Nissan supone una solución potencial para aquellos comerciantes que quieran reducir su huella de carbono y mejorar la salud de sus clientes.

 Este prototipo de furgoneta está basado en la e-NV200, el vehículo comercial ligero eléctrico de Nissan. El modelo es una prueba viviente del Ecosistema Eléctrico Nissan, ya que combina una motorización de cero emisiones con almacenamiento energético mediante baterías reutilizadas y generación de energía solar renovable.

 El motor de la furgoneta se alimenta de una batería de 40 kWh, pero el equipo necesario para almacenar los helados, incluyendo una máquina expendedora, congelador y nevera para bebidas, se nutre del recientemente presentado sistema Nissan Energy ROAM.

 Este sistema, diseñado tanto para uso profesional como de ocio, es un paquete eléctrico portátil que incorpora celdas de iones de litio recuperadas de vehículos eléctricos Nissan de primera generación (fabricados a partir de 2010). Esta opción supone una reutilización sostenible de las baterías de VE Nissan.

 Kalyana Sivagnanam, director gerente de Nissan Motor (GB) Ltd. ha comentado: «A todo el mundo le gusta el helado, pero los consumidores son cada vez más conscientes del efecto ambiental de nuestra manera de generar este tipo de producto, así como del transporte de proximidad necesario para su distribución.

 »Este proyecto es una prueba perfecta de la estrategia de la Movilidad Inteligente Nissan, en la que se ha invertido más de una década de experiencia en cuanto a VE y progreso en la tecnología de baterías, para crear soluciones más limpias con el objetivo de ofrecer electricidad móvil de maneras que los clientes no se esperan.

 »Al eliminar las emisiones contaminantes del tubo de escape y aumentar el uso de energía renovable, podemos ayudar a mejorar el mundo para todos.»

 Karin Hayhow, directora de Marketing de Mackie’s of Scotland, ha declarado: «Estamos encantados de haber colaborado con Nissan en este proyecto, ya que es el complemento perfecto a nuestra propia visión de la autosostenibilidad mediante energía renovable, además de eliminar el carbono durante todo el proceso de producción del helado.

»En Mackie’s ya hemos pasado de depender de los combustibles fósiles a utilizar energía renovable limpia.Ahora exportamos 4,5 veces más energía a la red eléctrica de la que consumimos. Este año avanzaremos todavía más en nuestra visión mediante la instalación de un nuevo e innovador sistema de refrigeración bajo en carbono. Estamos muy orgullosos de ser un fabricante de helados ‘amable con el medio ambiente’».

 Chris Large, socio sénior de Global Action Plan, ha añadido: «La campaña del Día del Aire Limpio sirve para celebrar la innovación y acelerar las actuaciones. Agradecemos los esfuerzos de Nissan por crear una furgoneta de helados que relega el humo tóxico al pasado. Los escolares que apoyan la campaña del Compromiso por una Furgoneta Limpia han enviado un mensaje a todas las flotas de furgonetas animándoles a llenar las carreteras británicas de millones de furgonetas eléctricas en sustitución de los modelos diésel. Creo que a esos escolares les encantaría este proyecto.»