Factores que influyen en la autonomía de un vehículo eléctrico

,

La autonomía de los coches eléctricos es una de las grandes dudas que se presentan al usuario a la hora de apostar por este tipo de vehículos.

La autonomía de los coches eléctricos es un dilema importante a la hora de decantarse respecto a dar un salto a la movilidad eléctrica o permanecer fieles a los coches con motor de combustión. ¿Se pueden utilizar de la misma manera que un coche de gasolina o diésel? ¿Cuánta distancia se puede recorrer entre carga y carga? ¿De qué depende dicha autonomía?

CÓMO SE MIDE LA AUTONOMÍA DE UN COCHE ELÉCTRICO

La distancia que se puede recorrer con una sola carga de batería en un coche cero emisiones dependerá de múltiples factores, tanto del propio vehículo como de otros ajenos a él. Entre ellos se encuentra la capacidad de la batería, que es directamente proporcional a la autonomía del vehículo. También se ha de tener en cuenta el número de pasajeros y la carga, puesto que, cuanto mayor peso soporte el coche, se consumirá un nivel mayor de energía y, por tanto, la autonomía se verá afectada negativamente.

De la misma manera que ocurre con los coches térmicos, la velocidad de circulación y el estilo de conducción es decisivo en cuanto al consumo energético del vehículo eléctrico. Lo ideal es optar por una conducción con una velocidad que se adapte a las circunstancias y el estado de la vía por la que se circule y evitando frenazos bruscos.

Las temperaturas extremas y el uso del aire acondicionado y de la calefacción también tienen un fuerte impacto sobre la autonomía. No obstante, algunos coches cero emisiones incorporan sistemas alternativos que reducen este consumo extra.

Por otro lado, los neumáticos juegan un papel importante a la hora de gozar de una mayor autonomía del coche eléctrico. Actualmente existen modelos de neumáticos exclusivos para este tipo de vehículos, puesto que más de un 20% del consumo dependerá de los mismos.

PUNTOS EN COMÚN CON LOS COCHES DE COMBUSTIÓN

La mayoría de los factores mencionados anteriormente también influyen en la autonomía de un coche gasolina o diésel. Por ello, la forma de calcular la autonomía de un coche eléctrico no cambia mucho. Es importante tener en cuenta las necesidades y el estilo de conducción de cada persona a la hora de comprar cualquier coche.