Gerardo Pérez: “La automoción se enfrenta a dos retos claves: la renovación del parque y el impulso de la movilidad eléctrica”

Gerardo Pérez: “La automoción se enfrenta a dos retos claves: la renovación del parque y el impulso de la movilidad eléctrica”

El presidente de Faconauto, Gerardo Pérez, ha conversado con Carles Cuesta, abogado, sobre la situación del sector de los concesionarios tras la COVID-19. 

La automoción española y europea vive circunstancias realmente complejas con grandes retos por afrontar. En pocos meses, y desde la llegada de la pandemia, el sector ha experimentado grandes transformaciones. De todos estos temas, de los retos del futuro y del presente y de mucho más han hablado el presidente de Faconauto, Gerardo Pérez, y Carles Cuesta, socio cofundador de Carles Cuesta Abogados, en una entrevista. 

Pérez ha analizado el Plan de Impulso al sector aprobado por el Gobierno y su impacto desde su aprobación y publicación en el BOE. Ha asegurado que es un buen plan porque ayuda al sector a enfrentar dos ejes claves: la renovación del parque automovilístico y el impulso de la movilidad eléctrica. 

“Estamos en fase de implementación. Todo va demasiado lento y necesitamos velocidad. Necesitamos que los incentivos lleguen al consumidor lo antes posible, el concesionario no va a recibir nada. Solo con el programa de incentivos va a generar 1.000 millones de euros al Estado en impuestos. Vamos a generar más de lo que el sector va a recibir”, explicaba. 

Las anteriores medidas ayudarán, según el presidente de Faconauto, a que el sector se adapte a la nueva realidad y afronte mejor sus retos. Aún así ha señalado que se deben tener en cuenta otros aspectos. “Los concesionarios tienen que salir del regazo de las marcas, tomar decisiones propias; buscar la especialización en las tecnologías del futuro; y ganar terreno en aspectos como la posventa”. 

La relación entre la marca y el concesionario

“El buen concesionario es el que está con la marca pero no le dice que sí a todo. Nuestro papel es fundamental y por eso, en ocasiones, se necesita un intermediario, como por ejemplo el de un abogado. Los concesionarios han pasado de ser empresas familiares a tener la necesidad de profesionalizarse”, ha indicado. 

Por último, el presidente de la patronal de los concesionarios ha resaltado la importancia del componente humano  en el negocio. “Durante el estado de alarma, muchos concesionarios salieron adelante gracias al factor humano. Es importante construir una empresa en la que todos se sientan partícipes de los logros que se consiguen”.