HONDA DESVELA LOS PRÓXIMOS PASOS HACIA LA ELECTRIFICACIÓN DE SU NEGOCIO EN EUROPA

HONDA DESVELA LOS PRÓXIMOS PASOS HACIA LA ELECTRIFICACIÓN DE SU NEGOCIO EN EUROPA

  • Honda desvela los próximos pasos de su «Visión Eléctrica» para Europa a medida que toma forma la siguiente fase de su estrategia. El Honda e de producción en serie se presenta por primera vez. La próxima generación del Jazz se confirma como 100% híbrida para el mercado europeo. La compañía ofrece más información acerca del desarrollo de sus tecnologías de gestión de la energía. Los primeros servicios de gestión energética estarán disponibles a partir de 2020.

  • Con motivo del Salón del Automóvil de Frankfurt 2019, Honda ha hecho públicos varios anuncios, proporcionando numerosos detalles acerca de su estrategia «Visión Eléctrica» para Europa.

    La estrategia «Visión Eléctrica» de Honda compromete a la compañía a electrificar el 100% de sus ventas de automóviles europeos para el año 2025. La primera demostración de este compromiso fue el lanzamiento del CR-V Hybrid, seguido de la presentación de la versión final del prototipo del Honda e en el Salón del Automóvil de Ginebra a principios de este año y que ahora se vuelve a materializar con la presentación de la versión final de producción en serie del Honda e en el Salón de Frankfurt.

    En la rueda de prensa ofrecida en el stan de Honda en Frankfurt, Katsushi Inoue, Presidente y Chief Operating Officer de Honda Motor Europa, ha manifestado: “Hoy damos el siguiente paso hacia nuestra Visión Eléctrica con la presentación mundial del Honda e. Un vehículo eléctrico único que solo Honda podía desarrollar, un vehículo con un rendimiento dinámico excepcional y que ofrece nuevos niveles de conectividad”.

    A la vez que el Honda e hace su primera aparición pública, el Vicepresidente de Honda Motor Europe, Tom Gardner, ha aprovechado la oportunidad para confirmar algunos detalles del próximo lanzamiento clave de la marca: “En 2020, Honda lanzará la próxima generación del Jazz. Hoy podemos confirmar que este modelo se introducirá en Europa con tecnología híbrida como única opción de propulsión”.

    Pero los avances de la marca no se ciñen exclusivamente a los automóviles. En el Salón del Automóvil de Ginebra, Honda confirmó su intención de entrar en el sector energético con una gama de soluciones de carga y gestión de energía. En Frankfurt, la compañía muestra cómo su tecnología se puede utilizar para permitir la carga de vehículos no solo para aquellos usuarios que disponen de estacionamiento privado, sino también para aquellos que sólo pueden estacionar en la vía pública de áreas urbanas.

    Honda Power Charger

    Para aquellos usuarios que tienen la posibilidad de cargar su vehículo eléctrico en un domicilio privado, Honda lanzará el Power Charger, que permite una carga óptima de CA óptima. Esta solución consta de un sistema de carga que se puede montar en la pared o colocarse sobre un soporte. Ofrece una potencia máxima de 7,4 kW (si se trata de una fuente de alimentación monofásica) o de 22 kW (si la fuente de alimentación es trifásica). Esta potencia permite a los propietarios de Honda e cargarlo al 100% de su capacidad en 4,1 horas*, con un suministro de 32 A, significativamente más rápido que a través de un enchufe convencional.

    Solución de carga urbana en colaboración con Ubitricity

    Uno de los problemas a los que se pueden enfrentar los conductores de vehículos eléctricos en entornos urbanos, es la falta de infraestructura de carga. Honda, en colaboración con Ubitricity, especialistas en sistemas de carga, ha abordado este problema y ha desarrollado una solución que permite a los usuarios cargar sus automóviles en entornos urbanos. Esta tecnología permite la instalación de puntos de carga en postes eléctricos, mientras que un cable exclusivo con un dispositivo de medición móvil permite aplicar la tarifa del cliente a la carga para evitar la necesidad de contratar a varios proveedores.

    Prototipo Honda Power Manager

    El prototipo Honda Power Manager avanza un sistema bidireccional que conecta los vehículos eléctricos a una red eléctrica inteligente. Esta tecnología de vehículo conectado a la red se denomina «Vehicle-to-Grid», y permite la toma y la distribución de electricidad entre los vehículos eléctricos y la red para, de forma inteligente, alcanzar un equilibrio entre la demanda y el suministro de energía, y obtener así un consumo más eficiente de las fuentes renovables.

    El desarrollo de estas funciones de carga integrará en mayor medida los vehículos eléctricos en las redes de suministro existentes, de modo que la energía almacenada en la batería del vehículo podrá proporcionar suministro eléctrico al hogar o devolverlo a la red en los períodos de mayor demanda. Así pues, la batería del vehículo se puede recargar cuando la demanda sea menor, siempre dentro de los límites que establezca el usuario.

    Honda ha desarrollado esta tecnología junto con los especialistas en carga bidireccional. La actividad de pruebas de esta tecnología se mantendrá hasta su futura comercialización a principios de la década de 2020.

    En el stand de Honda, se proporcionará una demostración del sistema de red inteligente para explicar cómo se puede almacenar de forma eficiente energía generada por fuentes renovables, aprovecharla en el hogar o devolverla a la red eléctrica, lo que se traducirá en un futuro en ingresos para los propietarios de vehículos eléctricos.

    En Londres, un proyecto piloto está empleando las unidades en pruebas de EVTEC con un organismo local. La energía se puede emplear para cargar vehículos eléctricos, proporcionar suministro eléctrico a edificios y devolver la electricidad a la red cuando sea necesario.

    Planes de comercialización

    Honda confirma en Frankfurt que lanzará al mercado sus primeros servicios comerciales de suministro de energía a lo largo de 2020 para que coincida con el lanzamiento del Honda e. El Reino Unido y Alemania serán los primeros mercados en los que se llevará a cabo el lanzamiento comercial, a los que seguirán otros mercados europeos en años posteriores.

    Tiempo calculado desde que se ilumina el testigo de solicitud de carga en el salpicadero.