Renegade y Compass 4xe, Jeep por el híbrido enchufable

Renegade y Compass 4xe, Jeep por el híbrido enchufable

Los nuevos modelos implican que el futuro de la marca está conectado, electrificado y equipado con tecnología ecológica y es divertido de conducir.

La evolución de la marca Jeep refleja puramente sus valores fundamentales de libertad, aventura, autenticidad y pasión, los pilares de su reputación en todo el mundo. La fase más reciente del viaje evolutivo de Jeep ha tenido lugar en el mundo de la electrificación, llevándose a cabo a través de diferentes etapas que han marcado el enfoque de la marca hacia una solución de propulsión híbrida enchufable, capaz de mejorar la legendaria capacidad todoterreno de su gama de vehículos SUV.


Su capacidad todoterreno de renombre mundial ha perdurado desde entonces. El confort, la maniobrabilidad y la conectividad se han incrementado con el tiempo, en paralelo con las prestaciones sobre cualquier superficie de los SUV Jeep.


Una solución híbrida sin compromisos, que integra el incomparable contenido técnico de cada SUV Jeep, impulsará tanto al Jeep Renegade 4xe como al Jeep Compass 4xe y los convertirá en vehículos que brindan una libertad absoluta, además de elevar aún más su capacidad mediante algunas de las tecnologías ecológicas más avanzadas. Es ‘el camino Jeep’ hacia la electrificación.


Cada vehículo Jeep híbrido enchufable realizará un emblema 4xe que se centra en los pilares de eficiencia, prestaciones y responsabilidad. Serán los SUV Jeep más eficientes en consumo de combustible: la nueva tecnología 4xe ofrece un motor cero emisiones y una gama de nuevos modelos eléctricos híbridos enchufables que admiten la autonomía y recarga fácil.


Los vehículos eléctricos Jeep serán los modelos Jeep más eficientes y responsables con el medio ambiente de la historia, representando una visión moderna de su legendaria capacidad, teniendo el equilibrio perfecto entre eficiencia, diversión al volante, seguridad y respeto por el medio ambiente.


En el exterior, los nuevos modelos Jeep 4xe reciben muchos de los mismos detalles de diseño que sus versiones de motor de combustión interna, pero se destacan gracias al llamativo color azul en el emblema delantero «Jeep» y los emblemas traseros «4xe» y « Todoterreno». Los tonos azules también adornan los emblemas laterales con los nombres Renegade y Compass. El puerto de carga cuenta con una tapa de apertura / cierre de presión y se encuentra en la parte trasera izquierda del vehículo.


Los modelos 4xe también cuentan con un nuevo selector del cambio automático de seis velocidades, control rotativo Selec-Terrain actualizado con modos eAWD (4WD Lock, 4WD Low y Hill Descent Control) para activar los diferentes modos de conducción: Auto, Snow, Mud & Sand y Rock, incluido el nuevo modo Sport para una mejor respuesta de la dirección y el acelerador, exclusivo de los modelos Renegade y Compass 4xe.


Tanto el Jeep Renegade 4xe como el Compass 4xe combina un motor turbo de gasolina de 1.3 litros con un motor eléctrico ubicado en el eje trasero, que funciona con una batería de 11,4 kWh que se puede recargar mientras se conduce o usando una toma de corriente externa, ya sea en casa con un enchufe normal, usando el eficiente y práctico easyWallbox o el más avanzado Wallbox conectado, o en un punto de recarga pública. Por sí solo, el motor turbo de 1.3 litros desarrolla una potencia de 130 ó 180 CV, más los 60 CV producidos por el motor eléctrico, sumando un total de 190 CV (versión limitada) o 240 CV (Trailhawk y S). En términos de par, el motor eléctrico produce 250 Nm, mientras que el motor de combustión desarrolla 270 Nm.

La gama está disponible a partir de los 39.750 euros