El Ejecutivo abrirá el 16 de agosto la segunda convocatoria para las ayudas al vehículo eléctrico del Perte VEC II

,

La convocatoria, que cuenta con un presupuesto de 344 M€ de euros en subvenciones y 215 M€ en ayudas, estará abierta a partir del próximo 16 de agosto hasta el 15 de septiembre.

El Boletín Oficial del Estado (BOE) ha publicado la convocatoria de ayudas a proyectos de la Sección B del PERTE VEC II del año 2023, destinada a respaldar la cadena de valor industrial del vehículo eléctrico y conectado. La convocatoria cuenta con un presupuesto de 344 M€ en subvenciones y 215 M€ en préstamos.

Esta iniciativa representa un paso significativo para atender las necesidades del sector del automóvil en España y situar al país como líder en movilidad verde y sostenible en Europa, según destacó el ministro de Industria, Comercio y Turismo, Héctor Gómez.

La estructura de las convocatorias del PERTE VEC 2023 se divide en dos secciones bien definidas: la primera, sección A, se centra en incentivar la inversión en la capacidad de producción industrial de baterías para vehículos eléctricos y sus componentes esenciales. Por otro lado, la sección B, que se publica ahora, tiene como objetivo apoyar planes de inversión orientados a la cadena de valor industrial del vehículo eléctrico y conectado, incluyendo sistemas, subsistemas, componentes e infraestructura auxiliar necesaria para su despliegue.

La convocatoria para la sección B estará abierta desde el próximo 16 de agosto a las 9:00 h hasta el 15 de septiembre. Los interesados podrán acceder a los formatos de documentos y guías metodológicas a través de la sede electrónica del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo en los próximos días.

En comparación con la convocatoria anterior, se han realizado importantes cambios para mejorar el programa, incluyendo la sustitución del esquema de agrupación de empresas por proyectos individuales para agilizar el proceso. Asimismo, se ha establecido un sistema de concurrencia simple, resolviendo los proyectos por orden de llegada, y se han ampliado los plazos de ejecución de las inversiones presentadas.